El surrealismo y el psicoanálisis freudiano

Es de sobra conocida la influencia que tuvieron las teorías psicoanalíticas freudianas en el ideario del movimiento surrealista. Ahora bien, Dalí fue un paso más allá. La lectura del libro «La interpretación de los sueños» lo marcó profundamente y supuso el primer paso en un camino personal y artístico que le llevaría a crear lo que él mismo llamó «método paranoico-crítico», pensado para abordar la realidad mezclando la percepción y la proyección subjetiva.

Sus grandes temas pictóricos estuvieron en sintonía con las cuestiones preferidas por el psicoanálisis y en particular abordó la muerte y el sexo con telas tan destacadas como el «Rostro del gran masturbador» (1929).

Sigmund Freud. Photo by Max Halberstadt

Pensaments profunds

El impacto de la bomba atómica

La Segunda Guerra Mundial y el lanzamiento de las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki, con la descomunal capacidad destructiva de unos artefactos construidos a partir de unas teorías físicas basadas en el estudio de las partículas más pequeñas de la materia (los átomos), tuvieron un fuerte impacto en Dalí. Los bombardeos ocurrieron en la época en que el pintor decidió regresar a Portlligat. Anunció entonces que abrazaba el misticismo y dejaba atrás su etapa más sacrílega y antirreligiosa. No obstante, solía matizar que se trataba de una «mística nuclear».

Su cuadro más famoso de esta etapa es «Leda atómica», donde Gala y los objetos que la rodean aparecen en suspensión.

Nagasaki bomb

Pensaments profunds

El principio de incertidubre de Heisenberg y la microfísica

Casi como una evolución natural fruto del interés por el atomismo, la trayectoria daliniana desembocó en una nueva etapa, inspirada por las teorías sobre la antimateria del físico alemán Werner Heisenberg. Lo explicó el propio artista en su «manifiesto antimateria», publicado en 1958 como parte del catálogo de la exposición de la Galería Carstairs de Nueva York.

Este período estuvo caracterizado por una particular obsesión por el cuerno de los rinocerontes, el cual, según el pintor, se formaba a partir de una espiral logarítmica perfecta.

Werner Heisenberg

Pensaments profunds

El atractivo del ADN

Dalí siguió con atención los principales avances científicos de su tiempo y, en 1962, cuando la Academia sueca concedió el Premio Nobel a James Watson y Francis Crick por el descubrimiento de la estructura del ADN, quedó fascinado por la bioquímica.

Tras haber utilizado la materia y el átomo como fuentes creativas, le llegó el turno a todo lo que tenía que ver con el origen de la vida. Ahora bien, no se limitó al ámbito científico, sino que vinculó esta temática con el misticismo y la religión.

Una de sus obras más destacadas de aquel período da pistas solo con el título: «GALACIDALACIDESOXIRIBUNUCLEICACID (homenaje a Crick y Watson)» (1963).

Nobel laureate Dr. James D. Watson, Chancellor, Cold Spring Harbor Laboratory.

Francis Crick

Más allá de la bidimensionalidad

Dennis Gabor fue otro nobel que influyó en el trabajo de Dalí. En 1971, este físico de origen húngaro recibió el galardón por su investigación sobre la holografía, una técnica avanzada de fotografía que permite crear imágenes en un soporte plano, pero logran el efecto de tridimensionalidad gracias al uso de un rayo láser que graba microscópicamente la película.

El pintor enseguida le encontró aplicaciones artísticas y utilizó la holografía para presentar obras que provocaban la confusión visual de quien las contemplaba, como es el caso de «Dalí de espaldas pintando a Gala vista de espaldas eternizada por seis córneas virtuales provisionalmente reflejadas por seis espejos verdaderos. Obra estereoscópica» (1972-1973).

Dennis Gabor

Holmes stereoscope

Catástrofes i transformaciones

En los últimos años de su vida, Dalí se interesó por la teoría de las catástrofes, enunciada por el matemático francés René Thom en 1950, una teoría que, a partir de los años setenta, vio aumentar su reconocimiento gracias a Christopher Zeeman, discípulo de Thom.

El objetivo de esta teoría es analizar los cambios bruscos en entornos aparentemente estables y se basa en la transformación de conceptos abstractos en formas geométricas. Estas teorías le sirvieron a Dalí para reinterpretar el mito del rapto de Europa en el cuadro «El rapto topológico de Europa. Homenaje a René Thom» (c. 1983).

René Thom

Pensaments profunds